Notas de prensa MPM:
RSS
Tools
Logo
Dec 18
Ciudad de Iquitos PDF Imprimir E-mail

BoulevardEl departamento de Loreto, el más extenso del Perú, fue habitado desde tiempos remotos por tribus nómadas y seminómadas. La evangelización de la Selva por parte de los jesuitas y franciscanos, en el siglo XVIII, dio origen a los pueblos de Borja, Yerberos y La Laguna, En 1740 el jesuita José Bahamonde funda los caseríos Santa Bárbara de Nanay y Santa María de Iquitos, en el río Mazán. Todas las poblaciones se unieron y emigraron a las altas riberas entre los ríos Amazonas, Nanay e Itaya.

Según la tradición, Iquitos fue fundada en 1757 por los jesuitas con el nombre de San Pablo de los Napeanos, siendo el primer puerto fluvial sobre el río Amazonas.
En aquella época era una pequeña aldea poblada por la tribu de los indios Iquitos.

A partir de 1864, con la visita del mariscal Castilla, Iquitos se convierte en ciudad y capital del departamento.
Durante el siglo XIX incrementó su comercio con Brasil, pero recién desde 1880, con la explotación del caucho, inició su expansión como ciudad. De la época de esplendor y boato, cuando se traían adoquines y mosaicos europeos para decorar las mansiones de los adinerados caucheros, quedan como testigos el ex hotel Palace, de estilo morisco, y la Casa de Fierro, diseñada por Eiffel (constructor de la famosa torre que lleva su nombre en París).

En 1938 comienza la explotación petrolera, controlando hoy en día con importantes reservas petroleras e importantes proyectos de utilización del recurso forestal. En la actualidad son varios los grupos nativos que habitan en la selva, muchos de los cuales están en contacto permanente con la civilización. Estos grupos viven principalmente en las márgenes de los ríos Amazonas, Napo, Ucayali, Marañón y Nanay.

Historia de la Ciudad de Iquitos

El 9 de noviembre de 1897 Nicolás de Piérola elevó a Iquitos a capital de Loreto. Acababa de ser diluida la "REBELIÓN FEDERALISTA" de Madueño y Seminario, propiciada por el dramático olvido en que el centralismo limeño mantenía a Loreto. También era el tiempo del auge de la explotación cauchera y del conflicto limítrofe con Colombia.

La capital loretana tenía importancia geopolítica y comercial, pero los gobiernos estaban más preocupados por las consecuencias de la guerra con Chile y los conflictos fronterizos ante el acoso de todos los países vecinos, por lo cual nada efectivo se añadió al título de capitalidad.
Puede decirse que Iquitos empieza a ganar importancia en una fecha determinada, que hace un tiempo se dio como fecha oficial de su fundación, levantando una gran polémica y muchas oposiciones. Fue el 5 de Enero de 1863, día en que arriba al recién construido apostadero fluvial la primera nave de la flotilla de vapores con que la Marina Peruana inicia la navegación por nuestros ríos amazónicos. Pero ese día no se fundó Iquitos, y la polémica desatada permitió acceder a mucha información histórica y a la conclusión de que Iquitos nunca fue oficialmente fundada.


¿Cuándo se fundó Iquitos?
 
Su origen es más remoto, porque hacia 1757 los misioneros jesuitas redujeron en el área del Amazonas, vecina a la actual ciudad, a varios grupos de la etnia Iquitos, y con este nombre étnico bautizaron algunas reducciones. En 1760 el P. Bahamonde hizo un reagrupamiento, de lo cual proviene el Iquitos actual. Desde entonces ya lo mencionan algunos documentos coloniales. En 1828 sus pobladores eran unos 70, sin considerar indígenas, y en 1853 era la "pequeña ranchería" que visitara Antonio Raimondi. Diez años después, por su ubicación estratégica, es seleccionada para construir el apostadero fluvial. Al iniciarse la exportación del caucho, hacia 1885, adquiere fisionomía urbana con creciente población, por el caucho, y su carácter cosmopolita por la gran cantidad de inmigrantes de muchos países.
No obstante el desinterés de los gobiernos centralistas, Iquitos se convierte en una ciudad de gran efervescencia política y cultural.
Con el tiempo se constituyó en la principal urbe de la Amazonía peruana sin haber sido nunca fundada, y quizás esto no sea lo relevante; lo importante es que tuvo un origen y tiene una trayectoria como eje de certámenes de gran trascendencia y que ha alcanzado una fisionomía propia. En su historia están la reducción y rebeliones indígenas, las luchas por la independencia, su crecimiento como sede del negocio cauchero, la defensa del territorio, la toma de Leticia, y escenario de manifestaciones y movilizaciones populares y, también sus expresiones culturales con una narrativa y pintura propiamente amazónica.
No es una fecha oficial de fundación, sino su trayectoria con lo que Iquitos ha hecho su historia.

 
Templates WordPress